¿Cómo llego al remate?